sábado, 28 de enero de 2012

El burro del botijero




El hombre empieza a gritar:
-¿Qué diablos te pasa, hijo?
¿Por qué no quieres andar?
¿Ves?...¡Ya me has roto un botijo!...
Estoy harto de tirar
de ti...¿te clavas en el suelo?...
Pues te juro por mi abuelo,
que me la vas a pagar!...
Anda, amigo mío, anda;
pórtate como Dios manda
y... no me seas burro, burro,
porque, mira, si me aburro,
te voy a dar una tanda
de palos en el culete
que vas a estar más de siete
días dándole a la cola
para refrescarlo...¡Hola!
Conque...¿me guiñas un ojo?...
¡So sinvergüenza!... Si cojo
el palo...

Y el burro habló:
-Eres más burro que yo
y tienes muy malos modos.
El botijo se rompió
pues se había de caer.
Y van a caerse todos
si no los sabes poner
mejor... y yo echo a correr.

Así que, dime, ceporro...
¿Qué hacemos?... ¿Corro o no corro?


de Canciones para todo el año, 1984
Ángela Figuera Aymerich

No hay comentarios:

Publicar un comentario